Alimentos organicos

Alimentos organicos
Foto de Flickr. CC de maria lopez

miércoles, 12 de octubre de 2011

Ventajas y desventajas de los alimentos organicos


Alimentación orgánica en la balanza
La alimentación orgánica surge como producto de la agricultura orgánica, que de acuerdo con André, se trata de una propuesta que tiene como objetivo elaborar verdaderos alimentos sanos y nutritivos y no meros comestibles desnaturalizados.
Según la nutricionista, Martha Justina González, del Consultorio de Nutrición Vida Saludable, la dieta nicaragüense está dominada por carbohidratos y grasas y los productos de mayor consumo, principalmente los jugos empacados, colas, sodas o bebidas rehidratantes, contienen un alto porcentaje de sodio.
La experta explica que el consumo de estos productos no solamente causa obesidad en la mayoría de los nicaragüenses de cualquier edad sino también otros problemas de salud como la hipertensión.
No sólo son vegetales
Las expertas consultadas por Nosotras aclaran que debe conocerse la diferencia entre consumir alimentos orgánicos y ser vegetariano.
Quienes desconocen los términos pueden pensar que ambos hábitos son lo mismo.
Sin embargo, una persona vegetariana puede alimentarse con los cereales de caja que fueron procesados con químicos basados en sodio principalmente y eso no constituye un alimento orgánico.
Mientras, otra persona puede alimentarse de carne orgánica que ha sido obtenida y procesada sin ningún químico, con una res alimentada con pasto natural, sin pesticida, sin concentrado, curada sin antibióticos y alimentarse con un producto orgánico que no es necesaria mente verde, como puede creerse. Los beneficios de la alimentación orgánica se resaltan hoy a nivel mundial y ningún especialista se atreve a negarlo. Nada más recomiendan informarse sobre los consejos para adoptar este hábito a la dieta cotidiana. Si el consumo y uso de alimentos y productos orgánicos llegó o no para quedarse, sólo el tiempo lo dirá, pero en el mercado la oferta está creciendo. En los últimos años se han hecho muy populares los alimentos llamados orgánicos, demostrando el interés de mucha gente por un cambio positivo en la alimentación y también la desconfianza en la seguridad y producción de los alimentos convencionales. Para algunos, la palabra "orgánico" significa nutritivo. Para otros significa alimentos más limpios y seguros; incluso, están quienes entienden por "orgánico" aquellos alimentos producidos sin causar polución o dañando lo menos posible el aire, la tierra y el agua. En realidad las características positivas que se le atribuyen a los productos orgánicos son difíciles de establecer mientras no exista una regulación general. Por ejemplo para que la leche, sea considerada orgánica, en teoría la vaca debe estar alimentada 100 % con granos que no hayan sido tratados genéticamente ni fertilizados sus suelos. Así como tampoco deben recibir antibióticos u hormonas dichos animales. Es muy difícil lograr producir alimentos que estén totalmente libres de pesticidas, debido a que en los suelos éstos permanecen largos periodos de tiempo en cantidades insignificantes o pueden contaminarse de suelos próximos a ellos. En pocos lugares del mundo se han determinado definiciones específicas para el uso del término "orgánico" así como tampoco el tiempo de espera que debe pasar desde la última aplicación de químicos en los suelos y el cultivo de un alimento sin ellos. En la mayoría de los países no hay leyes que regulen el uso de los alimentos orgánicos. Esta ausencia de leyes y reglamentaciones tampoco le da al consumidor garantías de que el alimento que se vende como orgánico, realmente lo sea y también está expuesto a que comerciantes inescrupulosos vendan algo que realmente no lo es. "Todos los alimentos deben ser inocuos, es decir, no producir enfermedad. Se busca que la sanidad sea perfecta y se le agrega la calidad. Entonces, se buscan las características alimenticias óptimas, las características organolépticas (sabor, textura y olor) y que tenga trazabilidad, es decir, seguir el alimento desde la semilla hasta la góndola; desde la gestación hasta la manufactura. Y eso es lo que se garantiza con la certificación orgánica", sostiene el doctor Roberto Rapela. Por lo tanto, para el consumidor la garantía de veracidad reside en el sello de los productos.
"El sello certifica que el proceso de cultivo responde a la reglamentación de cultivo orgánico. El control es semestral y depende del producto, se toman muestras para laboratorio y se sigue cada una de las etapas de producción. A la vez actúa un comité independiente (expertos externos a la certificadora), y si el productor no cumple el protocolo, se le da de baja", señala Rapeleen la actualidad se producen todo tipo de alimentos bajo protocolos orgánicos: carnes, huevos, miel, aceitunas, azúcar, yerba mate, té, café, legumbres, frutas, hortalizas, vinos, aceites, lácteos, con toda la variante de derivados y formas de comercialización, por ejemplo, congelados, conservas, dulces, etc. Es decir, toda la producción agropecuaria y su correspondiente agroindustria. Para obtener la certificación, cada establecimiento debe seguir y respetar pautas específicas:
• Mantener la biodiversidad: el cauce de los ríos, la calidad del agua, la capa de carbono de la tierra, la flora y fauna originarias, es decir, las características y equilibrios naturales de cada lugar.
• Libre de químicos sintéticos. No están permitidos los pesticidas, herbicidas ni los transgénicos; las hormonas y antibióticos.
• Está prohibido el encierro y el maltrato animal.
• Se usa fertilizante orgánico para los vegetales.
• Producción sustentable. Se busca el equilibrio ecológico y un sistema de producción socialmente justo. El agente debe trabajar en un medio sano y con un mejor sistema de distribución de la riqueza.
Los beneficios
La cantidad de nutrientes es similar en los alimentos de producción convencional u ecológica. En los vegetales, el valor alimenticio es similar. En las carnes, está comprobado que las orgánicas son más magras porque tienen menos grasa intramuscular.
El gran beneficio de los alimentos orgánicos es que están absolutamente libres de residuos químicos. No están permitidos los aditivos y conservantes (salvo los naturales); plaguicidas ni fertilizantes; tienen menos o nulos residuos de medicamentos veterinarios; no contienen hormonas; ni metales pesados (presentes en suelos y aguas) y no pueden ser irradiados.
"Muchos productos se irradian para matar los gérmenes y favorecer su conservación. Por ejemplo, carnes, congelados, conservas. Y si bien está demostrado que esa radiación no es altamente nociva, la conclusión final sólo el tiempo lo va a determinar", amplía Rapela.
"El animal que se cría en forma natural (las pasturas frescas, forrajes y granos que consume también deben ser orgánicos) y sin estrés tiene características especiales. Su carne tiene más cantidad de vitamina E, que es antioxidante, y menos grasa intramuscular (porque no está inmovilizado) que produce menos colesterol en el consumidor", afirma.
Además, las carnes orgánicas no sufren de contaminación biológica, como ser el mal de la vaca loca (encefalopatía espongiforme bovina), la fiebre aftosa, la intoxicación con Escherichia coli (famosa en hamburguesas industriales), ni salmonelosis (en huevos y aves) ya que las certificadoras controlan la trazabilidad en los ganados.
La trazabilidad es el conjunto de procedimientos técnicos que permite identificar y registrar a un animal desde su nacimiento hasta el final de la cadena de comercialización en sus distintos cortes y subproductos.
"La discusión no pasa por 'orgánico versus convencional'. En el mundo actual, global, es muy difícil que se dejen de usar transgénicos y agroquímicos. Lo importante, es que la población, dentro de sus posibilidades, pueda elegir la calidad de los alimentos que consume", reflexiona Rapela.
Razones para consumirlos
Valor Nutritivo
Cultivados en suelos equilibrados por fertilizantes naturales, los alimentos biológicos son de mejor calidad por su contenido en vitaminas, minerales, hidratos de carbono y proteínas, por lo que son capaces de satisfacer el equilibrio de sus constituyentes.
Sabor
Sólo regeneradas y fertilizadas orgánicamente, las plantas crecen sanas y se desarrollan de mejor forma, con su auténtico aroma, color y sabor, lo cual permite redescubrir el verdadero gusto de los alimentos originariamente no procesados.
Garantía de Salud
Algunos pesticidas prohibidos en determinados países, debido a su toxicidad, continúan siendo utilizados en Uruguay. Los estudios toxicológicos reconocen la relación existente entre los pesticidas y ciertas patologías, como el cáncer, las alergias y el asma.
Agua Pura
La práctica de la agricultura ecológica, que no utiliza productos peligrosos ni grandes cantidades de nitrógeno -que contaminan y lesionan el agua potable- es una garantía permanente de obtención de agua para el futuro.
Suelo Fértil
El suelo es la base de toda la cadena alimentaria y la principal preocupación de la Agricultura Orgánica. Cualquier práctica de laboreo del suelo debe buscar la conservación de la fertilidad del mismo e, inclusive, mejorar su condición, en particular por el aumento del contenido en humus de las tierras aradas.
Biodiversidad
La disminución de la diversidad biológica es uno de los principales problemas ambientales de la actualidad. La agricultura orgánica preserva las semillas para el futuro, impidiendo, de este modo, la desaparición de algunas variedades de gran valor nutritivo y cultural.
Armonía
La agricultura orgánica respeta el equilibrio de la naturaleza contribuyendo a la preservación del ecosistema. El equilibrio entre la agricultura y la forestación y la rotación de los cultivos, permite la preservación de un espacio rural capaz de satisfacer a las futuras generaciones.
Comunidades rurales
La agricultura orgánica permite la revitalización de la población rural y restituye a los agricultores la dignidad y el respeto de los que son merecedores por parte de la población en general por su papel de guardianes del paisaje y de los ecosistemas agrícolas.
Educación
La agricultura orgánica es una gran escuela práctica de educación ambiental. Ella representa un modelo de desarrollo sustentable en el medio rural realmente promisorio para todos los jóvenes que un día tomarán decisiones en la sociedad.
Empleo
Gracias a la dimensión humana que estos emprendimientos asumen en las prácticas ecológicas y la gestión adecuada de los recursos locales, los productos agroecológicos generan oportunidades de creación de empleos permanentes y dignos.
Futuro
Los productos agroecológicos son grandes innovadores que consiguen la combinación de prácticas tradicionales con las prácticas más modernas, desarrollando así técnicas que permiten evitar el empleo de agentes de polución del ecosistema agrícola. junto con otros productores orgánicos promueve el consumo de productos agroecológicos a través de un sistema de canastas a domic.
 Los alimentos orgánicos son aquellos que se han elaborado con ingredientes naturales y a través de métodos que no van a perturbar ni variar su composición nutricional, lo cual va a permitir una producción limpia y sana.
Estos alimentos se originan en cultivos o en la crianza de animales en donde no se han usado sustancias como aditivos o conservadores artificiales o elementos químicos como pesticidas o fertilizantes no naturales, así como tampoco hormonas STB, antibióticos o anabólicos.
En la producción o elaboración de estos alimentos orgánicos, más bien se incentiva la relación natural con el medio ambiente, es decir, se fertilizan los suelos para la siembra con abonos naturales, se depende mucho del agua, del aire o del sol, así como también de aquellos organismos vivos que existen en los ecosistemas.
Estos alimentos orgánicos son definitivamente más saludables que aquellos que recurren a otros métodos para su producción o elaboración, además de ser mucho más ricos en nutrientes, con mayores concentraciones de vitaminas, minerales, azúcares y proteínas.
Otro detalle a mencionar, es que los alimentos transgénicos tampoco pueden ser considerados orgánicos, ya que se exime de este grupo a aquellos cuyas semillas han sido irradiadas, lo cual es un proceso recurrente cuando se trata de generar esta especie de productos.
Finalmente, cabe decir que los alimentos orgánicos no van a traer ningún tipo de problemas al medio ambiente, sino que rescatan y generan el desarrollo de la biodiversidad, agregando de esta manera una razón más para su consumo masivo y recomendado. La agricultura orgánica es un sistema de producción que utiliza insumos naturales y prohíbe el uso de pesticidas, fertilizantes químicos, antibióticos y transgénicos, cuyos efectos nocivos en el cuerpo humano aún no se saben a ciencia cierta.
Por eso, dentro de la ola verde que alienta al consumo responsable y ético, y el comercio justo, la alimentación orgánica se ha vuelto indispensable en países europeos, por ejemplo, donde la conciencia es mayor que en América Latina.
México no se queda atrás. De acuerdo con el Servicio de Información y Estadística Agroalimentaria y Pesquera, el crecimiento de la producción y comercio de alimentos orgánicos ha aumentado en todo el mundo y está valuado en 25 millones de dólares.En nuestro país ha experimentado un crecimiento anual del 45%. Y de 1996 a 2000 hubo un importante incremento de hectáreas dedicadas al cultivo de orgánicos: de 23 mil a 102 mil, y de 2000 a 2005, el terreno aumentó a 400 mil hectáreas.

FUENTES DE LAS IMÁGENES DE LA CABECERA:
http://www.flickr.com/photos/sanutri/4293311808/ Autor: sanutri
http://www.flickr.com/photos/phoelix/2349769389/ Autor: Felix
http://www.flickr.com/photos/azuaje/5044427985/ Autor: El coleccionista de instantes  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada